¡Ejercitarse en el trabajo es posible! Descubre cómo hacerlo

El aumento de malos hábitos, sedentarismo y la inactividad física, han favorecido al incremento de enfermedades no transmisibles como hipertensión, diabetes, obesidad y sobrepeso, e incluso cáncer. Sin embargo, si realizamos por lo menos 20 minutos de actividad física en el trabajo o cualquier otro lugar, nuestra calidad de vida cambiaría drásticamente. Conoce más, a continuación:

 

De acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en México (2012), en tan sólo seis años la inactividad física aumentó casi 50%, haciendo de ésta el cuarto factor de riesgo para la mortalidad, debido a la relación que existe entre la falta de actividad y el desarrollo de enfermedades crónicas, pero ¿Qué hacer al respecto?

 

Con el uso de las nuevas tecnologías cada vez es más frecuente mantener una vida sedentaria, entre otras cosas, y es el trabajo el mayor responsable de esta condición, pues pasamos gran parte de nuestros días laborando. Sin embargo, cada vez son más las empresas que busca mejorar la calidad de vida de sus colaboradores implementando programas de bienestar laboral, entre los que destaca el poder realizar actividad física en el trabajo.

 

Actividad física en el trabajo: ¿Cómo hacerlo posible?

 

La actividad física en el trabajo trae grandes beneficios a la salud de los empleados, ya que disminuye niveles de estrés, mejora la concentración, ayuda a mantener un mejor ritmo de trabajo, previene y controla enfermedades como diabetes, sobrepeso, obesidad e hipertensión.

Para realizar actividad física en el trabajo, es importante preparar a la empresa y colaboradores para que funcione correctamente, por ello te compartimos estos tips:

 

  • Difunde e informa sobre el programa. Todos tus empleados, sin importar el puesto que ocupen deben saber que pueden integrarse al programa, ya sea mediante anuncios o informando directamente a cada empleado, para hacerlo puedes apoyarte de los jefes de departamento.

 

  • Prepárate. Contrata personal capacitado para elaborar el programa de actividad física, y asigna horarios y lugares para realizarlo.

 

  • Informa. Es importante informar a cada empleado sobre su estado real de salud actual, y los beneficios que tendrán al integrarse al programa.

 

  • Brindar pequeñas asesorías relacionadas a nutrición y hábitos saludables, en conjunto con un poco de actividad física en el trabajo, los ayudará a tener mejore resultados.

Otro punto para tomar en cuenta

 

Al término de cada sesión recuerda a tus empleados realizar por lo menos 30 minutos de ejercicio al día. Y promueve la modificación de hábitos individuales durante la jornada laboral, como: usar escaleras en lugar de elevadores, disminuir el consumo de azúcar, pausas activas, entre otros.

¡No lo olvides! Contáctanos y conoce más sobre nuestros programas de bienestar laboral y actividad física en el trabajo.
En Wellness México podemos ayudarte a ayudarlos.

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *