Empleados con diabetes son tan productivos como cualquier otra persona

Entre las enfermedades no transmisibles, la diabetes es una de las más frecuentes en el mundo, incluso se estima que para el año 2035 más de 500 millones de personas la padecerán.

 

Esto como consecuencia de una dieta inadecuada y a la falta de actividad física, sin embargo y pese que las cifras son alarmantes la prevención y orientación pueden ayudar a frenar el crecimiento de la enfermedad.

¿Qué es la diabetes?

 

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la diabetes es una enfermedad crónica la cual se presenta cuando el páncreas no produce insulina suficiente o no la utiliza eficazmente. La insulina es la hormona encargada de regular los niveles de azúcar en la sangre, el aumento desmedido de azúcar ocasiona hiperglucemia la cual daña gravemente el organismo.

Existen varios tipos de diabetes, pero los podemos categorizar en tres principales:

Tipo I o insulinodependiente. El organismo produce muy poca o nada de insulina por lo cual debe de administrarse de manera externa.

Tipo II o no insulinodependiente. El cuerpo no produce la cantidad necesaria de insulina para realizar sus funciones. Sin embargo, en etapa temprana puede ser controlada con un cambio de hábitos adecuado.

Gestacional. Este tipo de diabetes se presenta en algunos embarazos.

 

¿Quién puede padecerla?

 

Aunque la diabetes es algo que no se puede predecir, existen ciertos comportamientos que se relacionan a la enfermedad, y han incrementado a la par de ésta, como:

  • Obesidad y sobrepeso
  • Sedentarismo
  • Estrés elevado
  • Consumo de tabaco
  • Personas con problemas en páncreas
  • Personas con familiares en línea directa con la enfermedad (factor genético), entre otros.

 

La diabetes y el trabajo

 

Tan sólo en México cerca del 10% de la población en edad laboral padece diabetes. Lamentablemente esta enfermedad no sólo daña la salud de las personas, también ha tenido un fuerte y negativo impacto en el ámbito laboral.

 

Ya que ha sido un puente de discriminación entre empleadores y trabajadores, generando falta de oportunidades para crecimiento en la empresa, negativa a contratación y hasta despidos injustificados.

 

La desinformación respecto al tema es uno de los principales problemas que el trabajador tiene, ya que, si bien por ley nadie está obligado a informar sobre su condición médica a menos de que la empresa lo solicite expresamente, se cree que una persona con diabetes es menos productiva que quien no la padece además de generar grandes gastos para la empresa.

 

Sin embargo, un adecuado control de la enfermedad permite a las personas llevar una vida normal, sin limitaciones al trabajar. Por ello es importante destacar que:

 

  • El hecho de que un solicitante tenga diabetes no puede utilizarse para retirar una propuesta laboral, si la puede realizar las tareas correspondientes y sin representar una amenaza directa a la seguridad.
  • Tienen derecho a acudir a citas médicas, realizar medición de glucosa y administrar insulina en el momento que lo requieran.
  • Si la persona y la empresa lo consideran necesario, se puede llegar a un acercamiento con el médico en la empresa quien podrá dar control y seguimiento a la enfermedad.

 

Por otra, para que la relación laboral funcione el personal con diabetes debe:

  • Ser responsable en su tratamiento. Asistir a consultas y control médico cuando sea necesario, realizar medición de glucosa y administrar insulina de acuerdo con indicaciones médicas.
  • Mantener un régimen de vida saludable es indispensable para un buen control y también para la prevención de esta enfermedad.
  • Respetar horarios laborales y no abusar de las pausas permitidas.

 

Recuerda…

 

La implementación de un programa de bienestar laboral, como los elaborados por Wellness México, ayuda a prevenir, detectar y controlar oportunamente padecimientos como diabetes y otras enfermedades no transmisibles (obesidad, sobrepeso, hipertensión, problemas cardiovasculares).

¡Contáctanos y conoce más sobre nuestros programas! En Wellness México podemos ayudarte.

 

Fuentes de consulta:

Organización Mundial de la Salud (OMS)

FMD

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *