¿Malos hábitos adquiridos en el trabajo? Descúbrelos

Contrario a lo que pensamos, crear nuevas costumbres puede ser más fácil de lo que parece. Pues al repetir constantemente ciertas actividades tenemos como resultado aquellos hábitos adquiridos en el trabajo, casa, escuela o simplemente en nuestra vida.

 

Enfocándonos específicamente en los hábitos adquiridos en el trabajo, estos tienen un impacto importante tanto para nuestro empleo como en nuestra día a día. Sin embargo, es necesario distinguir o detectar aquellos hábitos que nos puedan perjudicar, por eso te compartimos algunos de ellos:

 

4 malos hábitos adquiridos en el trabajo

 

  1. Mala alimentación. Lo sabemos, parece imposible llevar una buena alimentación cuando es mucho más rápido comprar comida preparada. Sin embargo y lamentablemente, en la mayoría de los casos las personas en horario de oficina no adquieren comida saludable. Por el contrario, compran aquella que es considerada como chatarra, la cual va desde galletas y refresco hasta quesadillas, tacos, gorditas, entre muchas otras.

¿Se te antojó? Recuerda que la obesidad y el sobrepeso son uno de los principales problemas de salud en México, presente en más de 40 millones de adultos en edad productiva. Dichos padecimientos desencadenan enfermedades como: Diabetes, hipertensión, dificultades respiratorias, entre otras.

 

  1. Comunicación informal. Una de las prácticas más comunes entre el personal son los chismes, también llamados comunicación informal.

Este tipo de hábitos adquiridos en el trabajo, afectan la productividad laboral y el desarrollo o crecimiento profesional de las personas, pues de acuerdo con el estudio realizado por Adecco, 7 de cada 10 empleados consideran los chismes y rumores una forma de violencia laboral la cual favorece a la formación de un ambiente hostil, además de generar enojo, tristeza, incluso depresión y en un momento determinado puede llegar hasta la pérdida de empleo.

  1. Workalcoholic.

    Un “workalcoholic”, se caracteriza por concentrarse al 100% en su trabajo, sin dejar tiempo para otras actividades. Afectando desde las relaciones personales del individuo hasta su salud.

Pues una persona adicta al trabajo es más propensa a caer en vicios como el tabaquismo, además de estar en un constante estrés, padecimiento que afecta a más del 70% de los trabajadores en el mundo, y que causa ansiedad, enojo, gastritis y colitis, hasta dolor en articulaciones por falta de movilidad o sedentarismo.

Por su parte el sedentarismo se encuentra presente en 58% de la población en México, desencadenando problemas cardiovasculares y enfermedades como sobrepeso y la obesidad.

 

  1. Irresponsabilidad. ¿Eres de esas personas que se desaniman con facilidad? ¿Te dejas llevar por los comentarios y acciones de los demás? ¡No lo hagas! ya que eso te puede llevar a adquirir malos hábitos como: irresponsabilidad, informalidad, desorden e impuntualidad. Los cuales llevan a considerar a las personas poco confiables, irrespetuosas y de baja productividad.

 

Una alternativa

 

No te conformes y ve por más. Adquirir y generar buenos hábitos en el trabajo siempre será mejor para tu vida. Cómo hacerlo, aquí algunas alternativas:

 

  • Prepara tu comida en casa. Busca la ayuda y orientación de algún experto en nutrición quien te guiará para saber de qué manera cubrir tu requerimiento diario de alimentos.
  • Aléjate de las personas negativas. Aquellos quienes se quejan más tienden a generan menos, por lo tanto, no suman nada positivo a tu vida ni personal ni laboral. Corta de una vez con ellos.
  • Evita las distracciones. Ya sea fumar, tomar el celular o revisar tus redes sociales en la computadora. Estos hábitos te llevarán a disminuir tu productividad, haciendo que tengas trabajo rezagado y tus supervisores te cataloguen como una persona poco responsable y perezosa.
  • Busca lo positivo. Evita el sedentarismo laboral, el estrés y el sobrepeso. Procura realizar pequeñas pausas en tu horario de trabajo para relajarte, estirarte y de ser posible realizar un poco de ejercicio sin salir de la oficina. Así cuidas de tu trabajo sin descuidar tu persona.

 

Por último, es importante que como supervisor sepas que existen métodos que permiten fomentar y construir buenos hábitos en el trabajo, como la implementación de programas para:

  • Control y manejo del estrés y otras emociones.
  • Nutrición
  • Educación financiera
  • Reducción del consumo de tabaco, entre muchos otros.

 

Si te interesa alguno de estos programas, contáctanos y conoce más de ellos en Wellness México podemos ayudarte.

1 thought on “¿Malos hábitos adquiridos en el trabajo? Descúbrelos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *