3 terribles mitos sobre madres profesionistas

A pesar de los esfuerzos y avances que se han tenido a nivel mundial para combatir la desigualdad entre hombres y mujeres aún hay mucho que hacer, pues en la actualidad existe una importante cantidad de madres profesionistas sin empleo, pero cómo se relacionan ambas cuestiones. Descúbrelo a continuación:

 

3 terribles mitos sobre madres profesionistas

 

En pleno siglo XXI parece que ser madre es contraproducente cuando esperamos crecer profesionalmente, pues sin importar nuestros conocimientos el ser madres profesionistas puede parecer un contratiempo ya que existen varios mitos relacionados al desempeño laboral de las madres, a continuación, te compartimos algunos:

 

Se ausenta con frecuencia. Uno de los mitos más grandes que hay en torno a la maternidad y la productividad laboral es éste, el creer que por ser madres nos ausentaremos a diario. Pues bien, lo más que una madre se ausenta de su trabajo por cuestiones relacionadas a sus hijos, y lo decimos de manera exagerad, es una vez al mes, lo mismo o incluso menos de lo que se ausenta una persona con problemas de salud.

 

Ser madre es sinónimo de falta de compromiso. No, no y no. Si una persona sabe lo que significa el compromiso, dedicación, respeto, esfuerzo y lealtad incondicional, es aquella mujer que también es madre. Por el simple hecho de tener a una pequeña persona que dependa de ella, estas mujeres dan todo en su trabajo sin dudarlo. Claro que si eres de esos empleadores que buscan productividad sin importarle la calidad de vida de sus colaboradores, créelo no importa si son madres, padres, solteros, casados, nadie se compromete a largo plazo en un empleo de ese tipo.

 

Carecen de ambiciones. Sólo basta con preguntarse ¿Dónde estás en este momento de tu vida? ¿Cuál es tu profesión y/o puesto de trabajo? Pues bien… mucho de eso, del lugar que ocupas hoy en una empresa o hasta donde has llegado forma parte de las ambiciones que tuvo tu madre, claro hay quienes su caso es diferente y lo entendemos, pero sabemos que si una madre no fuera ambiciosa sus hijos no llegarían tan lejos.

 

Madres y profesionistas, pero también desempleadas

 

Ante la desigualdad, falta de oportunidad y una mala calidad de vida donde el equilibrio entre lo laboral y lo personal es cada día más complejo. Muchas mujeres han elegido no convertirse en madres, para de esa forma procurar su crecimiento profesional.

Sin embargo, hay quienes creemos que el ser madres profesionistas no debe significar un contratiempo en nuestro desenvolvimiento profesional, en realidad existe una importante cantidad de mujeres en estas condiciones que esperan obtener una oportunidad laboral.

Lamentablemente y de acuerdo con la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE, 2016), la tasa de participación económica de mujeres con al menos un hijo nacido vivo es de 43.4 por ciento, en otras palabras, casi la mitad de las madres mexicanas no tienen empleo.

¿Qué podemos hacer?

 

  • Aumentar las oportunidades laborales para madres profesionistas y no profesionistas.
  • Tomar acciones que ayuden a mejorar la calidad de vida de todos los empleados por igual, como: Horarios flexibles, trabajo remoto o desde casa, implementar salas de lactancia, apoyo de guarderías, etc.
  • Hacer que los salarios y puestos de trabajo sean justos y asignados por su la capacidad y conocimientos con los que la persona cuente y no por ser el hecho de ser o no madre.
  • Brindar las mismas oportunidades para un crecimiento profesional a todo el personal.

Y tú ¿Qué haces para mejorar la calidad de vida de una madre trabajadora?

Aún queda mucho por hacer, pero juntos lo podemos lograr. Contáctanos y compártenos tus experiencias. En Wellness México podemos ayudarte a ayudarlas con algunos de nuestros programas enfocados al bienestar laboral.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *