Amor en la oficina: Ventajas y desventajas

Establecer cualquier lazo dentro de una oficina puede ser complicado y más si tomamos en cuenta el innumerable panorama de caracteres. Sin embargo, siempre existe la posibilidad de hacer “click” con una persona llevándonos más allá de una amistad, pero qué ventajas o desventajas pueden surgir en torno a las relaciones amorosas en el trabajo. A continuación, te lo decimos:

 

Relaciones amorosas en el trabajo: Pros y contras

 

¿Te has cuestionado por qué algunas empresas manejan entre sus políticas la prohibición de relaciones amorosas en el trabajo? Quizás te parezca un tanto absurdo o exagerado, pero existen buenas razones para hacerlo:

 

Pueden generar problemas entre colaboradores. Cuando las relaciones amorosas en el trabajo involucran a un superior y un subordinado esta situación puede crear una desventaja para el resto del equipo cayendo en favoritismo, lo cual genera envidia y molestia entre los colaboradores.

 

Afecta el desempeño laboral. Puede ir desde algo aparente mente poco significativo como el querer compartir hasta el más mínimo e insignificante momento con esa persona, hasta que los conflictos en pareja interfieran con tu trabajo, y teniendo cerca a la persona amada es aún más complicado. Esto daña tu desempeño laboral al impedir concentrarte en tus deberes o cumplir con ellos en el tiempo requerido.

 

Los límites se mezclan. Por más profesionales que seamos en ocasione es difícil dividir lo laboral de lo personal y más cuando coinciden en un mismo lugar, generando conflicto entre los involucrados y reflejándose en su trabajo.

 

En contraste…

 

Si se establecen límites y normas de convivencia desde el inicio las relaciones amorosas en el trabajo también pueden tener un lado positivo, como:

 

Excelente motivación. El tener a alguien que te ame, respete y apoye en todo momento puede ser un gran impulso en el ámbito laboral.

 

La comunicación se fortalece. Al convivir por un tiempo significativo con esa persona, tu comunicación y confianza incrementa, pues pueden compartir su sentir del día a día sin pena o limitaciones. Además, sabes que la otra persona realmente te escucha y se interesa por lo que te sucede ya que también es algo que vive y comprende realmente.

 

Un gran aliado. Una pareja siempre será un gran aliado, ya que además de apoyarte en tu trabajo te ayudará cuando tengas alguna dificultad, se vuelve en más que un amigo en un cómplice.

 

Estamos seguros de que existen muchas más razones para apoyar o no las relaciones amorosas en el trabajo, pero dinos ¿Tú qué piensas? ¿Es bueno mezclar lo personal con lo profesional? Compártenos tu experiencia, en Wellness México queremos escucharte.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *