¿Cómo impactan los riesgos psicosociales en el trabajo? Descúbrelo

Los riesgos psicosociales son aquellos factores que repercuten en la salud de las personas en el ámbito laboral y personal. Dichos factores surgen a partir de una deficiente planeación, organización y gestión laboral, impactando de manera negativa psicológica, física y socialmente.

 

De acuerdo con la Organización Internacional del trabajo (OIT), estas condiciones se pueden clasificar en cinco principales riesgos psicosociales:

 

5 principales riesgos psicosociales en el trabajo

  1. Trabajo bajo presión.

    Se caracteriza por la realización de un trabajo rápido e irregular (urgente); no está permitido expresar opiniones; se exige una toma de decisiones difíciles de forma rápida; se asignan grandes responsabilidades en proyectos.

Esta situación genera enfermedades aproximadamente al 50% de las personas que trabajan bajo presión, de las cuales un muy bajo porcentaje lo sabe.

  1. Falta de control, influencia y desarrollo en el trabajo.

    Se hace presente al no tener un margen de autonomía en la forma de realizar nuestras tareas; falta de posibilidades para aplicar nuestras habilidades y conocimientos; al no poder encontrar un balance entre el trabajo y la familia.

Encuestas de salida, elaboradas por Wellness México, señalan que cerca del 90% de las personas se sienten frustradas por estos motivos (siendo una de las principales razones por las cuales abandonan su trabajo), situación que impacta negativamente a la empresa, debido a la fuga de personal con alto potencial.

  1. Falta de apoyo social y calidad de liderazgo:

    Está presente mediante el trabajo aislado y sin apoyo de los superiores o compañeros; tareas mal definidas o sin la información y tiempo adecuado.

No es casualidad que las empresas más exitosas del mundo son dirigidas por líderes que además de tener buenas capacidades, también dedican tiempo a desarrollar su liderazgo y a su vez forman equipos con personas con liderazgo y buscan replicar esta habilidad en toda la organización.

  1. Falta de respeto y reconocimiento.

    En esta categoría los riesgos psicosociales se engloban en los cambios de puesto o de funciones contra nuestra voluntad; un trato injusto e incluso violento; la falta de reconocimiento en el trabajo; un salario bajo y la falta de compensaciones. Todos en ellos provocan problemas de inseguridad y baja autoestima entre el personal.

  2. Doble jornada.

    El trabajo doméstico y familiar supone exigencias cotidianas que deben asumirse de forma simultánea a las del trabajo remunerado. Sin embargo, una mala organización laboral por parte de la empresa y superiores, evitan que se desarrolle una buena compatibilidad entre ambos trabajos.

 

Consecuencias

 

Es obvio que una persona no tendrá un buen desempeño o permanecerá en la empresa por mucho tiempo bajo estas condiciones, más en esta época en que las generaciones piden un mayor respeto hacia su persona y trabajo.

Los riesgos psicosociales en el trabajo disminuyen el rendimiento general de la empresa, incrementando el absentismo, una constante rotación de personal, mayor incidencia en accidentes y lesiones.

Por otra parte, el estrés relacionado con el empleo contribuye al aumento de los índices de jubilación anticipada, además de desarrollar padecimientos como obesidad y sobrepeso, hipertensión, entre otros.

 

Cómo prevenir

 

El trabajo bajo presión puede vivirse de forma distinta si:

  • Las personas tienen claros sus objetivos, metas y funciones.
  • Cuentan con capacidades para cumplir lo que se espera de ellas y a su vez el equipo cuenta con estas capacidades. En caso contrario lo ideal es realizar una DNC (Detección de Necesidades de Capacitación) y darles herramientas y talleres como los elaborados por Wellness México,  para que no solo se capaciten, sino pongan en práctica habilidades de: Administración de tiempo, iderazgo, manejo de estrés y balance de vida.

Pero recuerda que no es suficiente basta una plática o curso, del cual las personas únicamente recordaran el 30% de lo visto 24 hrs. después de haberlo hecho. Lo importante es capacitar y tener mecanismos en la empresa para poner en práctica lo aprendido.

 

Para reducir y buscar erradicar riesgos psicosociales y los impactos causados por  el control, influencia y desarrollo en el trabajo es importante:

  • Reclutar y desarrollar lideres quienes den dirección al personal. Seguro has visto infografías que describen a un buen líder, aquel que es empático, capacita, trabaja en equipo, reconoce, etc.

Todas características muy ciertas, sin embargo, recuerda que el papel y los dibujos resisten todo. Por esta razón un buen plan de formación y poner en práctica el liderazgo en la organización es clave para que el personal no solo se sienta, sino que sea escuchado y desarrollado.

Respecto a las compensaciones

Sí el tema incomodo, ya que pareciera que algunas empresas buscan pagar lo menos posible y exigir lo máximo a su personal. Sin embargo, también es cierto que otras empresas o industrias reconocen que una buena compensación es una buena estrategia para contar con el mejor talento y así lograr metas y objetivos, y reducir riesgos psicosociales. Algunas compensaciones recomendables son:

  • Bonos por logro de metas y objetivos (cuida que estos sean realistas, ya que de lo contrario solo tendrás un impacto negativo).
  • Trabajo en home office y horarios flexibles. Demuestran respeto por la vida personal y son considerados un salario emocional. Recordemos que “trabajamos para vivir”, pero parece que la mayoría de nosotros “vive para trabajar”.
  • Promoción de bienestar en las instalaciones de la empresa. Sí, actividades como pláticas y talleres de prevención de salud, o yoga, meditación, salsa, box en la oficina. Benefician al personal y a la empresa, pues se realizan sin la necesidad de desplazarse ni realizar gastos extras (pueden tener un mayor impacto cuando son extensivas a familiares).

La jornada doble…

A cuantos de nosotros no nos ha pasado que padre o madre, o uno de nuestros hijos enferma con cierta gravedad y estamos muy apurados en la oficina. La verdad es que esta doble jornada no permite atender ninguna de las dos actividades de forma efectiva. Por esta razón nuestra recomendación es tener una política de respeto a la vida familiar escrita, como:

  • Eventos por los cuales las personas pueden ir a atender tan sólo con avisar, por ejemplo: Accidentes, enfermedades de un familiar cercano, robo en casa, problema en escuela de los hijos, etc.
  • También considerar los eventos que son importantes en la vida personal y que en ocasiones no podemos atender por trabajo. Esta política permite a las personas planear y atender eventos como: Matrimonio, maternidad, paternidad, aniversario de bodas, graduación de un hijo, matrimonio de un hijo, etc.

Sin embargo, este tipo de políticas requieren de madurez y corresponsabilidad entre empleadores y empleados, ya que también existe quien quiera abusar de ellas.

 

Si te interesa conocer más sobre la aplicación de cualquiera de los temas mencionados en el artículo, no dudes en contactarnos. ¡Con gusto te asesoramos! http://wellnessmexico.com/

 

Fuentes de consulta:

https://osha.europa.eu/es/themes/psychosocial-risks-and-stress

http://www.ilo.org/wcmsp5/groups/public/—americas/—ro-lima/—sro-san_jose/documents/publication/wcms_227402.pdf

https://www.gob.mx/stps/prensa/entra-en-vigor-nueva-nom-para-factores-de-riesgo-psicosocial-en-empresas

http://www.istas.net/web/index.asp?idpagina=3185

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *