3 riesgos tecnológicos en el trabajo que reducen la productividad de las personas

En la actualidad es extraño saber de alguna empresa u organización donde los empleados no cuenten con acceso a nuevas tecnologías, como computadoras, teléfonos celulares, tablets, entre otros. Sin embargo, el uso desmedido y la necesidad que se ha generado hacia estos dispositivos, con frecuencia ocasionan daños a la salud de sus usuarios, incrementando así los riesgos tecnológicos en la empresa.

 

Se consideran como , aquellos factores que ponen en peligro la salud de los usuarios de aparatos tecnológicos. A continuación, te compartimos algunos de los principales impactos causados por estos dispositivos:

 

3 riesgos tecnológicos en el trabajo que reducen la productividad de las personas

  1. Computadora. La falta de información sobre un correcto uso de este dispositivo genera constantemente problemas de espalda y cuello. Por ello es importante cuidar la colocación del dispositivo y nuestra postura, como se muestra en la imagen:

 

 

2. Smartphone y tabletas electrónicas. Otro de los aparatos favoritos hoy en día, aumentan notablemente los riesgos tecnológicos en el trabajo, pues en conjunto con la computadora e uso de tabletas electrónicas, han incrementado los problemas oculares.

Cerca del 80% de la información que recibimos es adquirida por nuestros ojos, pero tan sólo en México más del 40% de la población requiere servicios optométricos. Y si a esto sumamos padecimientos como resequedad en ojo, ojo rojo, fatiga ocular, por falta de lubricación y por la exposición constante a la luz emitida por dispositivos tecnológico, esa cifra pronto podrá incrementar.

Otros de los padecimientos más comunes, relacionados a estos aparatos es la tendinitis. La cual se presenta debido al mal uso de los mismos, generando molestias principalmente en manos y dedos.

3. Audífonos. Aunque no lo creas los audífonos también se encuentran relacionados a los riesgos tecnológicos en el trabajo, pues su uso constante genera problemas auditivos. Ya que al adaptarse nuestro organismo a un nivel de sonido tendemos a aumentarlo.

Sin embargo, los riesgos tecnológicos pueden incrementar al presentar otras condiciones médicas, las cuales de acuerdo con diversos estudios aumentan el riesgo a desarrollar molestias musculares, en articulaciones o lesiones, entre éstas se encuentran:

  • Artritis
  • Estrés
  • Sobrepeso
  • Diabetes
  • Problemas vasculares
  • Malos hábitos alimenticios y falta de actividad física, entre otros.

De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), anualmente 12.2 millones de personas en edad laboral, mueren en el mundo a causa de enfermedades no transmisibles, como las antes mencionadas.

Cómo evitarlo, te damos algunos tipos:

 

Para cuidar tu vista.

Utiliza filtros de luz azul en tu computadora, Smartphone y Tablet. Ya que, sin darte, actualmente pasamos frente a éstas más de 10 horas por día. ¡Sí! al trabajar, socializar e incluso al revisar la tarea de nuestros hijos. Desde luego la mejor opción siempre será reducir el uso de estos dispositivos. Y no nos referimos a que dejes de trabajar, pero puedes socializar y revisar la tarea con tus hijos de forma distinta.

Para cuidar tus oídos.

Disminuye lo más que puedas el volumen de la televisión, música u otros elementos. Evita, en lo posible, lugares con ruido alto y eco.

Otra alternativa es utilizar tapones auditivos, estos protegerán tus oídos para que en un futuro no seas esa persona que grita o todos le gritan y aun así no escucha.

Para cuidar tus articulaciones.

Si usas una laptop, te recomendamos colocarla en una estación de trabajo, de esta forma la pantalla estará a la altura de tu vista y evitarás dañar tu cuello y tu columna por el esfuerzo que realizas al sostener la cabeza inclinada durante tanto tiempo.

Otro consejo si eres alguien que usa mucho el teclado de la computadora, usa herramientas de dictado o notas de voz, así dejaras descansar un poco tus articulaciones en muñecas y manos.

Cuídate por completo.

¡Haz pausas! Sí, las conocidas pausas activas o pausas laborales son una buena opción para evitar riesgos tecnológicos en el trabajo. Procura levantarte de tu lugar cada hora y media, al menos y ponte de pie, estírate y estira tus articulaciones, de esta forma les ayudarás y al mismo tiempo descansaras tu mente y tu vista y podrás regresar a trabajar renovado, con mayor claridad y energía. Estas pausas pueden ser guiadas por expertos en tu lugar de trabajo, de esta forma podrás realizar los mejores ejercicios.

Todos estos tips mejorarán tu productividad, la de tus compañeros y colaboradores, además de mejorar su calidad de vida y disminuir riesgos tecnológicos.

 

Otra alternativa

 

Existen programas de bienestar laboral, como los que elaboramos en Wellness México, los cuales ayudan a disminuir y prevenir dichos padecimientos, mediante:

  • Actividad física en la empresa (yoga, entrenamiento funcional, meditación, baile de salón, y otros).
  • Fisioterapia y masajes para el personal
  • Evaluación y cuidado de vista
  • Cursos para el control de estrés
  • Talleres sobre la administración del tiempo
  • Cursos para el control y prevención de enfermedades no transmisibles, entre muchos otros.

 

Si, te interesa conocer más de nuestros servicios te invitamos a contactarnos en nuestro sitio web o síguenos en nuestras redes sociales.

 

Recuerda que tu opinión es importante, ¡Coméntanos qué te pareció este contenido! ¿Qué acciones toman en tu empresa para prevenir riesgos tecnológicos?

 

Fuentes de consulta

Manual de ergonomía HP http://h10032.www1.hp.com/ctg/Manual/c03923559

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *