Sedentarismo, el mal del siglo XXI

Causas del sedentarismo

El sedentarismo, un estilo de vida tan común hoy en día, caracterizado principalmente por la falta de ejercicio. Se ha posicionado como el cuarto factor de riesgo de mortalidad a nivel mundial, debido a que la falta de actividad física es relacionada con el desarrollo de padecimientos, como:

 

·         Obesidad

·         Hipertensión

·         Diabetes mellitus

·         Dislipidemias

·         Osteoporosis y ciertos tipos de cáncer

 

Principales causas del sedentarismo

 

Y es justamente nuestro estilo de vida el que nos ha llevado a incrementar los niveles de sedentarismo en el país y el mundo. Pues tan sólo en México 56% de la población mayor de 18 años, es inactiva. Lo cual, de acuerdo con la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT 2012), se debe a:

 

·         El uso de nuevas tecnologías, como teléfonos celulares, computadoras, tabletas electrónicas, entre otros dispositivos. La encuesta señala que 51.4% de los adultos entrevistados de 20 a 69 años de edad, pasan 2 horas diariamente frente a una pantalla, mientras que 48.6% dijo hacerlo durante más tiempo.

·         Largas jornadas laborales impiden que las personas puedan realizar actividad física, además de favorecer el uso de escaleras eléctricas, elevadores o mantenernos sentados durante largos periodos de tiempo, alrededor de 3.30 horas diarias para ser más precisos.

·         De la misma forma influye el trayecto a distintos lugares, donde el uso del automóvil y transporte inactivo (autobús, metro, etc.) nos hacen pasar alrededor de 1.40 horas al día inactivos.

·         El cansancio generado por el estrés tras largas horas expuestos a un ambiente de tensión en el tráfico y el trabajo, principalmente. Influyen en la falta de motivación para la realización de actividad física.

 

La solución

 

Todo mayor parte de los hábitos se crean cuando somos pequeños. Sin embargo, también se pueden ser modificados para combatir el sedentarismo y evitar caer en él, además de prevenir el desarrollo de distintos padecimientos. Para lograrlo puedes comenzar por realizar pequeños cambios, como:

 

·         Caminar unas cuadras antes de llegar al trabajo

·         Utilizar escaleras fijas en lugar de las eléctricas o elevadores

·         De ser posible transpórtate en bicicleta, o si viajas en autobús procura no pasar mucho tiempo sentado.

·         En el trabajo realiza pequeñas pausas y camina dentro del lugar.

 

Recuerda que tu salud no tiene precio, ¡Cuídate!

 

Fuentes de consulta:

http://ensanut.insp.mx/doctos/

http://www.who.int/dietphysicalactivity/factsheet_inactivity/es/

http://www.inegi.org.mx/saladeprensa/boletines/2016/especiales/especiales2016_01_08.pdf

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *