¿Cómo la depresión se relaciona con el trabajo? Descúbrelo

Al hablar de salud ocupacional, nos referimos al cuidar y procurar el bienestar físico, emocional y social de los trabajadores. Sin embargo, un entorno negativo genera problemas físicos y emocionales entre el personal, tal es el caso de la depresión laboral.

Abriendo el panorama

 

Alrededor de 300 millones de personas en el mundo tienen depresión, un trastorno que se caracteriza por presentar variaciones en el estado de ánimo y tener respuestas emocionales breves ante los problemas de la vida cotidiana.

Este padecimiento puede convertirse en un problema de salud serio, ya que al tener una larga duración puede causar gran sufrimiento en quien lo padece, impactando en sus actividades laborales y sociales.

Lamentablemente y aunque los tratamientos para este trastorno son muy eficaces, más de la mitad de las personas que lo necesitan no lo reciben, muchas veces debido a diagnósticos erróneos. Esta situación genera una pérdida aproximada, a nivel mundial, de 1 billón de dólares anuales debido a la baja de productividad que el trastorno genera.

¿Qué causa la depresión laboral?

 

De acuerdo con la OMS, la depresión laboral se relaciona con factores negativos propios del entorno, los cuales afectan la salud mental del personal, tales como la interacción inadecuada entre el tipo de trabajo, el entorno organizativo y directivo, las aptitudes y competencias del personal y las facilidades que existen para su desempeño laboral, además de:

 

  • Políticas inadecuadas de seguridad y protección de la salud
  • Prácticas ineficientes de gestión y comunicación
  • Escaso poder de decisión del trabajador o ausencia de control de su área de trabajo
  • Bajo nivel de apoyo a los empleados
  • Horarios de trabajo rígidos
  • Falta de claridad en las áreas u objetivos organizativos.
  • El acoso psicológico y la intimidación en el trabajo (mobbing) son causas frecuentes de estrés, depresión laboral y otros riesgos para la salud de los trabajadores, y pueden ocasionar problemas físicos y psicológicos.

 

Por lo tanto, estos efectos en la salud tienen consecuencias para las empresas generando pérdidas de productividad y una alta rotación del personal. Además, pueden afectar negativamente a las interacciones familiares y sociales.

 

¿Cómo disminuir los índices de depresión laboral?

 

La creación de un entorno saludable en el trabajo es la mejor forma de disminuir los índices de depresión laboral, ya que ayuda a prevenir su desarrollo entre el personal. Para ello se recomienda:

 

  • Evaluar el entorno de trabajo y promover una mejora de salud mental entre los empleados.
  • Conocer las necesidades de cada trabajador y las oportunidades de que dispone, lo cual nos proporciona información necesaria para elaborar y mejorar las políticas en materia de salud mental en el lugar de trabajo.
  • Brindar apoyo e informar al personal que de ser necesario pueden solicitarlo.
  • Promover un equilibrio saludable entre vida laboral y personal.
  • Ofrecer cursos o programas que aporten un crecimiento personal y profesional a los empleados.
  • Reconocer y recompensar la contribución del personal.

 

Recuerda…

 

La depresión laboral puede prevenirse y tratarse. Contáctanos y conoce nuestros programas de bienestar laboral, en Wellness México podemos ayudarte a ayudarlos.

 

Texto elaborado con información de la Organización Mundial de la Salud (OMS)

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *