Motivos para invertir en un programa empresarial para el control de peso

Sabemos que desde el año 1975, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), la obesidad se ha triplicado en todo el mundo, convirtiéndose en uno de los principales problemas de salud de los últimos tiempos. Para hacer frente a esta problemática se invierten miles de pesos en muchas campañas, esto como una medida para crear conciencia sobre la prevención y control de peso sin importar la edad y ocupación.

 

Un problema de peso en el país

 

En México, una decadente educación nutricional, el sedentarismo y la popularidad que ha tenido desde hace varios años la comida rápida, además de nuestras famosas “garnachas”, ha dado como resultado que tres de 10 niños; cuatro de cada 10 adolescentes; y siete de cada 10 adultos padezcan de algún grado de sobrepeso y en el peor de los casos obesidad, pero ¿cómo lograr un correcto control de peso cuando se es adulto?

 

Aunque una correcta educación y fomentar el deporte a edad temprana es lo ideal para prevenir este mal, el paso del tiempo y la intervención de otras cuestiones como: Estrés, ansiedad, la falta de tiempo, así como una mala administración de este, el exceso de trabajo, entre otros. Son causantes del desarrollo de sobrepeso u obesidad en edad adulta, sin embargo, en la actualidad existen muchas herramientas y posibilidades para ayudar como empleador a mejorar la calidad de vida de nuestros empleados, y una de ellas es el programa empresarial para el control de peso que elaboramos en Wellness México:

 

Control de peso entre empleados, tan importante como sus resultados

 

En entrevista con la licenciada en nutrición y actual directora de la oficina de Wellness México en el occidente del país, Marcela Torres con relación al programa empresarial para control de peso, nos comenta lo siguiente:

 

“Este tipo de programas se encuentra dentro de un programa global de evaluación de bienestar empresarial. Los programas de bienestar empresarial conforman la primera parte de un diagnóstico, donde empezamos con un programa de control de peso o le llamamos “lograr un peso saludable en la empresa”.

 

Obtenemos información de los hábitos y el estilo de vida que tienen los colaboradores, a través de encuestas y valoraciones, que nos permite conocer cómo está compuesto su cuerpo, es decir, niveles de grasa, masa muscular, proteínas y minerales, agua, entre otras. Eso nos da la información necesaria para nosotros elegir las herramientas con las cuales podemos ayudar a esas personas a mejorar sus hábitos de alimentación”.

 

Los programas de control de peso pueden ser generales y específicos: En los generales se realiza una evaluación rápida, pequeña, puede o no ser medida la condición corporal de las personas y se sugieren recomendaciones generales. En cambio, en un programa específico se les da una dieta y guía a cada persona, algo personalizado y más completo.

 

¿Quiénes son candidatos a estos programas?

“Cualquier empresa que esté interesada en conocer el estado de salud nutricional de sus colaboradores. De hecho, la Secretaría del Trabajo y Previsión Social (STPS) establece que cada empresa debe conocer por lo menos el índice de masa corporal (IMC) de sus empleados, global y de candidatos. Por lo tanto, cualquier empleado de cualquier empresa es candidato, porque es una prioridad cuidar la salud de un trabajador”.

 

¿Por qué es buena opción invertir en un programa y qué beneficios me genera como empresa?

“Bueno, finalmente el que tú cuides la salud de tus empleados se va a reflejar en que las personas con una mejor salud disminuyen sus cifras de absentismo, se enferman menos y por lo tanto también tiene que a acudir con menor frecuencia al médico. Esto va a reducir costos, va a mejorar el ambiente y cultura laboral, va a mejorar su productividad, el absentismo disminuye, y en general el estado de ánimo de las personas mejora, pues van a sentirse más felices, porque alguien que tiene buena salud es más fácil que sea feliz.

Vale la pena porque finalmente desde el punto de vista económico es redituable y a la larga te conviene que tus empleados estén saludables, de lo contrario los gastos incrementan al tener una mayor rotación de empleados y mayor absentismo, además de que los gastos por seguro de vida incrementan al igual que el pago de servicios médicos e incapacidades. Por lo tanto, no hay duda de que a las empresas les conviene tener gente que labore con mejor salud.

 

Y cuando los empleados ven que la empresa se preocupa por ellos también ponen mayor empeño en lograr los objetivos de la empresa”.

 

¿Por qué es importante mantener una alimentación y un peso saludable en todo momento?

Mantener una buena salud, no sólo ayuda a verte y sentirte bien, también disminuye el desarrollo de enfermedades, sobre todo enfermedades crónico-degenerativas, las cuales predominan cuando alguien tiene sobrepeso como: Síndrome metabólico, diabetes, obesidad, entre otras.

Al mantenerte saludable tu productividad aumenta, tienes una mayor movilidad, mejor calidad de vida, y por supuesto gastas menos dinero.

 

¿Es posible llevar una alimentación saludable en el trabajo?

Sí es posible siempre y cuando te organices, y si tienes la asesoría de un nutriólogo o el apoyo de una empresa que implemente programas Wellness, todo puede ser más sencillo.

 

  • Algunas de las recomendaciones que hacemos son:
  • Levántate temprano para que puedas desayunar, es importante no “brincarte” el desayuno.
  • Organiza tu menú semanal, de esa forma puedes tener todo lo que necesites en casa para preparar tu desayuno y llevarte un lunch a tu trabajo.
  • Involucra a tu familia en la elaboración del menú, y preocúpate realmente por tener y mantener una vida más saludable.
  • Lleva a tu lugar de trabajo fruta, ensaladas o verduras preparadas. Algunos snacks que puedes comer, con medida, son: nueces, pistaches, almendras, jícamas, zanahoritas, pepinos.
  • Evita el consumo de refrescos, té negro, no consumas más de tres tazas de café al día y bebe agua simple… Esto evitará que termines comprando en la tiendita de la esquina alimentos altos en grasas y calorías.

 

Finalmente…

 

Es importante recordar que los programas de nutrición se complementan con otras áreas de bienestar. Hay que procurar atender el estrés de los empleados, que duerman bien, tengan actividad física y que estén estables emocionalmente, que no tengan adicciones, etc. Para que se logre en su totalidad un mejoramiento en la salud, la productividad y la disminución de enfermedades de los empleados. Todo esto involucra un programa más completo enfocado al bienestar laboral, Wellness empresarial.

 

Agradecemos el apoyo para la elaboración de este texto a la licenciada en nutrición Marcela Torres.  ¿Te gustaría contactarla? Ella actualmente radica en Guadalajara, pero no te preocupes si te encuentras en otra ciudad de la República Mexicana, puedes escribirle a: informacion@wellnesmexico.com.mx o marcela.torres@wellnessmexico.com.mx

¡Recibe asesoría en nutrición o capacita tus empleados, contáctanos!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *